Prácticamente todavía no habíamos deshecho las maletas después de regresar de nuestro intercambio con Suecia, cuando ya estábamos rellenado una encuesta en la que hacíamos balance de la experiencia; era necesario que las sensaciones estuvieran frescas. Éstas son nuestras reflexiones:

 
   
 

LA VIDA EN KALMAR

"Kalmar es una ciudad muy bonita, bastante grande; merece la pena conocerla. (…) Me gustaría visitarla en verano."

"Las casas eran grandes, acogedoras y dentro se estaba muy calentito."

"Frío ha hecho, pero no tanto como nos habían contado."

"Lo mejor de los transportes era la puntualidad (…) y que para cada destino había un autobús cada media hora."

     

EL INSTITUTO

"Era muy diferente del nuestro; (…) todo era muy acogedor y muy tranquilo (…) y había muchos ordenadores que podíamos coger libremente. Todo muy organizado."

"Era muy moderno, con zonas para relajarse y más cómodas para estudiar; era como una segunda casa para los alumnos."

"Me llamó la atención el billar, la cafetería y la tranquilidad con la que puedes dejar las cosas sin que desaparezca nada."

"El instituto estaba más limpio que el nuestro y los alumnos no gritaban por los pasillos."

"Allí no hay timbre y los alumnos son más responsables."

"Nos dividíamos en grupos pequeños y así practicábamos más el idioma. "

"Era un poco extraño porque las clases se organizaban por bloques. (…) Lo malo es que, si faltas un día, pierdes toda la materia de esa semana."

 
     
 

LAS FAMILIAS SUECAS

"La familia me ha tratado como a un señor."

"No me ha faltado de nada."

"Me han acogido como a un miembro más de la familia y, si vuelvo a Suecia, me gustaría estar con ellos de nuevo."

"He establecido una buena amistad con ella (mi corresponsal); hablábamos como si nos conociéramos de toda la vida."

"Hemos hablado mucho inglés y algo de español y de muchos temas."

     

COSTUMBRES DIFERENTES

"La gente es muy respetuosa y educada; a nadie se le ocurriría robar ni romper algo."

"Los horarios eran muy diferentes (prefiero los españoles) pero al final me acostumbré."

"Me ha costado adaptarme a los horarios. Sobre todo al principio (…) especialmente a los de las comidas."

"La comida es lo que menos me ha gustado (…) es muy distinta de la nuestra. (…) Beben leche con las comidas. (…) ¡Como en Andalucía no se come en ningún sitio!"

"Son estrictos con el alcohol y el tabaco. No se parece nada a España."

 
     

 

Si quieres ver la traducción del artículo, pincha sobre el muñeco de nieve

     

OTRAS FORMAS DE DIVERTIRSE

"Los amigos quedan para ir a los bolos, a cafeterías, de tiendas… y se recogen antes."

"A mí me llevaron a esquiar."

"Fuimos a patinar sobre hielo y a jugar a los bolos."

"Me lo pasé genial montando a caballo."

"La sociedad es un poco estricta en cuanto a diversión, comparado con España. Allí no se bebe tanto alcohol como aquí; casi nadie bebía."

"Sinceramente, me divierto más en Fuentes."

 
     
 

Si quieres ver la traducción del artículo, pincha sobre el alce

 

 

 

     

EL INTERCAMBIO

"Se ha pasado el tiempo muy rápido y nos gustaría repetir."

"Las actividades han sido interesantes; el castillo nos gustó mucho (…) y ver cómo hacían el cristal."

"A partir de este intercambio ha empezado a gustarme y a interesarme más por viajar."

 
   

 

LOS ESPAÑOLES

No diré que no me han sorprendido algunas de las cosas que han asombrado a mis alumn@s durante el viaje, pero, seguramente, lo mejor de todo para mí haya sido lo que he observado en ell@s durante estos días. He visto chicos y chicas que han estado a la altura de las circunstancias, que han sabido comportarse con educación donde hemos ido, que han respetado las diferencias, que han reflexionado ante las novedades de forma crítica, reconociendo aquello en lo que nuestra sociedad debe mejorar y en lo que podemos estar satisfechos. Han sabido apreciar la experiencia y, con ella, madurar y abrir sus mentes, crecer como personas. Y, os lo puedo asegurar, se han divertido y mucho. Experiencias como éstas merecen la pena, como persona y como docente.

Víctor Morales
(Profesor de Inglés)

     

La encuesta acababa con 11 preguntas directas: ¿SÍ o NO?

Éstas eras las preguntas:

1. ¿Has mejorado tu inglés?
2. ¿Has aprendido costumbres y formas de vida diferentes?
3. ¿Has conocido a gente interesante?
4. ¿Te has hecho algo más independiente?
5. ¿Entiendes y aceptas mejor las diferencias entre los países y las personas?
6. ¿Te lo has pasado bien?
7. ¿Te gustaría volver a Kalmar a visitar a tu corresponsal por tu cuenta?
8. ¿Te gustaría que tu corresponsal te visitara por su cuenta?
9. ¿Has echado de menos tu tierra mientras has estado en Suecia?
10. ¿Volverías a participar en un intercambio como éste?
11. ¿Te hubiera gustado saber hablar inglés mejor?

¿Las respuestas? Victoria aplastante del SÍ, y los poquitos NO eran casi todos en la pregunta número 9.

¡Qué! ¿Te apuntas?